Confortara mi alma



Confortará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Salmo 23:3

Cuando estamos angustiados Él conforta nuestra alma. Este salmo habla de la intervención de Dios en nuestra vida como guía eterno: pastor, el que nos da el alimento diario y nos lleva a donde Él sabe que seremos felices desde un punto de vista eterno.

El salmo 1 dice: Bienaventurado el que no anduvo en camino de malos y nuestro pastor jamás nos llevará por caminos donde seamos hechos prisioneros de la maldad.

Si Él te corrige y te lleva por un camino que momentáneamente no te gusta, déjalo a Él que haga contigo como le plazca. Él lo hace por tu bien y para gloria de Su Nombre.


Haz clic aquí para leer: No temeré mal alguno



Confía En Cristo • Tu Jardín De Fe
Vanessa Martinez © 2012-2018

Junto a aguas de reposo



En lugares de delicados pastos me hará descansar,
Junto a aguas de reposo me pastoreará.

Si aprendemos a confiar en Él, podremos mirar con los ojos de nuestro espíritu los oasis de frescura y satisfacción que Él tiene para nosotros a través de nuestra vida.

Cuando sientas que es tiempo de tomar un descanso de tus responsabilidades o actividades diarias, tal vez sea el Espíritu de Dios preparándote para pastorear junto a aguas de reposo.

Dale a Él las riendas de tu vida. Él es el mejor pastor del universo.

Haz clic aquí para leer: Confortara mi alma



Confía En Cristo • Tu Jardín De Fe
Vanessa Martinez © 2012-2018

No compasión humana, sino misericordia divina



¿Alguna vez se ha preguntado qué piensa Dios de usted?
¿Está a la altura de sus amigos cristianos?
¿O tiene demasiadas fallas?

Dios dijo del rey David, “Es un varón conforme a mi corazón” Hch 13.22. Pero sabemos que David era un hombre de guerra. Y mintió, mandó a asesinar a un buen amigo y, al menos en una ocasión, cometió adulterio.

¿Cómo pudo Dios amar a un hombre así? O peor aún, ¿cómo pudo permitir que este hombre gobernara a la nación de Israel?

La respuesta está envuelta en una sola palabra:
GRACIA
No compasión humana, sino misericordia divina,
algo que uno no puede ganar por méritos personales.

Ningún pecador está demasiado lejos de nuestro Padre celestial, como para no poder llegar a Él.
Si entre usted y el Señor hay algo que está impidiendo la relación, llévelo al altar.

Jesús dijo: “El que a mí viene, no le echo fuera” Jn 6.37. 

El amor y la pasión de Dios estarán con usted por toda la eternidad.
No importa quién TÚ seas,  o lo que hayas hecho, el amor de Dios te está buscando.
Si usted acepta al Señor Jesús como su Salvador, creyendo que con su muerte expiatoria pagó la deuda de su pecado, será salvo.


TE INVITO HACER LA ORACIÓN DE FE - NO LO DEJES PARA OTRO DIA
QUIZÁS SEA ENTONCES DEMASIADO TARDE!!!


OREMOS POR SALVACIÓN
Señor Jesús, yo te acepto como mi único Salvador,
te ruego perdones todos mis pecados,
lávame y límpiame con tu preciosa sangre;
ayúdame a vivir una vida agradable ante tus ojos,
Señor Jesús, escribe mi nombre en el libro de la vida
y Sellame con tu Espíritu Santo.
Gracias te doy Jesús!
Amén



Confía En Cristo • Tu Jardín De Fe
Vanessa Martinez © 2012-2019
Copyright © 2012-2018 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Deco-Style and Effects ๑ KOKO KAWAII