Frases Dramafever - Oh My Venus


Mis preciosuras, quien lo diria... Ya estamos a unas horas de despedir el año. Definitivamente los días vuelan, pues parece que fue ayer que estábamos en verano con el calor a flor de piel, y en un abrir y cerrar de ojos ya estamos aquí, a punto de iniciar uno nuevo.

Deseandole lo mejor en este nuevo año 2019 que ya se aproxima, paso a contarles que estando aquí en casita en este último día del 2018, me dio editar un poco después de tanto tiempo sin hacerlo, pues lamentablemente no he estado muy bien de salud aparte de que casi ya no edito, pero bueno, cuando estoy así y sin mucho que hacer, aveces me da con publicar aquí en el blogge o arreglar el mismo, o me da con editar un poco con alguno de mis programas de edición, o con escribir reflexiones de la mano de la biblia, o con hacer velas-jabones, o simplemente con comer y ver dramas en la tv. Esto según sienta en el dia a dia y el tiempo que tenga disponible.

Y bueno, hoy me dio con editar y esta vez me incline por utilizar una frase que me encanto de un drama que vi. Y posiblemente te preguntarás: Un drama?
Pues si!!

Les cuento que yo soy amante de los dramas asiáticos, y es que para mi como mujer cristiana que soy, siento que los dramas (tv asiática - Corea del Sur) son una alternativa más sana, cómica y divertida para ver en mi tv y pc cuando tengo tiempo, en lugar de la tv hispana o americana que siento está muy contaminada y muy sexulisada. Para mi muchos de los dramas y la tv asiática son una mejor alternativa cuando quiero ver tv, pues por cuestiones de cultura allí podemos encontrar programaciones más familiares como el papa superman y dramas muy interesantes y cómicos.
Los cuales puedo ver mediante Apple TV 4K.

Y bueno, como #kdramatica siempre ando anotando las frases bonitas y relevantes que dicen en los dramas, y como hoy me sentí de ánimos para editar un poco, decidí hacerlo agregando una de esas frases. Editar es algo que hace unos años atrás me encantaba pero que en estos últimos siento que he ido perdiendo el interés, no se porque, pero por esta razón ya casi no edito.

Cabe decir que las mayorías de veces que edito lo hago agregando citas biblicas y pensamientos cristianas, esta vez me anime en hacerlo con una de esas frases de dramas que tanto me gustan

Aunque es sencillo el diseño que realicé, me gusto como quedo el mismo, y es por ello que se me ocurrió la idea de crear una sección en el blogge para compartir las demás frases que realice de vez en cuando ya que no tiendo a editar muy seguido como ya les explique

Y esta sección la llamaremos
Frases Dramafever

Espero les guste, a continuación les dejo las simples
variantes de este diseño con diferentes bordes.
Bendiciones y Feliz Año Nuevo!!!








Confía En Cristo • Tu Jardín De Fe
Vanessa Martinez © 2012-2018

Pack 01 - Hermosos Wallpapers Navideños


Hola, hola mis dulsuras.. Espero en Dios hayan pasado un buen dia.
 En esta tarde paso a compartirles un pack de unos hermosos wallpapers navideños.
Los mismos estan muy hermosos, espero que les gusten para que puedan embellecer el escritorio de su computador con los mismos.

Este pack  está compuesto de 47 Wallpapers HD y una nota de créditos. Los créditos al creador original del pack, el cual verán en la notita y en el nombre de cada imagen. El tamaño de las imagenes varia, asi que hay fondos para pantallas más grandes como no tan grandes. 

Les dejare algunas imagenes de muestra para que vean lo que van a descargar, pero tambien les dejare un archivo .rar vía google drive para que desde allí lo descarguen con más facilidad todo el pack. Y recuerden que si en algún momento el enlace no funciona, por favor, déjenme saber en los comentarios de esta entrada para tratar de volver a subir este pack.

Receta - Bacalao Guisado con Papas


La receta que compartiremos el día de hoy, es una de mis favoritas. Como mujer amante del bacalao que soy, es por lo que hemos estado compartiendo varias variantes de bacalao y esta es una de mis versiones predilectas.

Esta receta solo se come con arroces, ya sea blanco o amarillo, moros, o arroz con vegetales. Nunca con locrios porque como saben el locrio dominicano es un tipo de arroz que lleva carne dentro, y como el bacalao lo comemos en sustitución de la carne por eso bacalao con locrio no queda bien. De hacer este delicioso plato, hazlo con los tipos de arroces mencionados y resaltados más arriba.

Receta - Moro de Habichuelas - Dominicano


Hello mis amores qué tal.. yo pasando a dejarles una deliciosa receta dominicana como buena dominicana que soy , la misma se llamada: Moro de habichuelas

Para esta receta puedes bien utilizar habichuelas en latas o ablandadas, así como también, puedes usar el tipo de habichuelas que tu gustes, sin embargo las más usadas son rojas o pintas.

Como les había dejado otras recetas de bacalao y cerdo guisado, me anime a compartirles algún tipo de arroz para acompañar estas recetas. Ya luego le comparto otros tipos de arroces, carnes, ensaladas y demás.. Comencemo!!

Receta - Cerdo Guisado al Caldero


Hey mi gente hermosa de CEC•BLOG hoy les vengo a compartir una deliciosa receta de mi hermoso Pais Republica Dominicana. La famosa “Bandera Dominicana” es el plato típico dominicano. Este se compone de arroz blanco, habichuelas guisadas (generalmente rojas) y carne guisada (ya sea pollo, res o cerdo).

La carne más consumida por los dominicanos es, sin duda alguna, la carne de pollo. El cerdo siempre ha sido un poco más costoso y por lo tanto menos común, pero muy comestible por los de clase media alta en adelante asi sea una o dos veces por semana. Eso no significa que los dominicanos no adoren su carnita de cerdo, es solo cuestión de presupuesto lamentablemente y esto solo en algunos casos.

La carne que generalmente se usa para guisar es la de menos calidad. El guiso permite que las carnes de menos calidad y menos costosas se cuezan y se ablanden apropiadamente.

También y aunque resulte paradójico, las carnes de “menos calidad” son de las que más gusto adquieren en el guiso, esto por los huesos.

Pero bueno, hoy les compartiré la rica receta de cerdo guisado al caldero. Esta es una versión más económica, luego les comparto otra que conlleva más ingredientes.







  • 3 lbs. de cerdo fresco para guisar (preferible comprar partes que tengan huesos)
  • 2 cucharadas de pasta de ajo (natural)
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cebolla roja grande
  • 1 Ají cubanela o pimiento verde dulce
  • Aceite
  • Limón o naranja agria
  • Sazón de sazonar carne de tu preferencia
  • Una ramita de culantro, Cilantro macho o verdecito como le llamen en tu país
  • 30 ml de vino tinto de cocinar (es vino de cocinar) este es opcional


    

  1. Se pica la carne y se lava muy bien con abundante agua.
  2. Usar un envase hondo para limpiar y sazonar la carne cómodamente.
  3. Luego de enjuagar la carne con agua, ahora agregarle el jugo de un limón, o naranja agria, o vinagre, cualquiera de estos. Si usas el jugo de limón o naranja agria, cuidado de no dejar las semillas, pues amargan. Usar solo el jugo de uno de estos, y déjalo reposar sobre la carne por un minuto y luego tallas bien la carne con tus manos y el agrio que le agregaste, luego pones la carne debajo de la llave para sacar todo el exceso del agrio y que se limpie bien.
  4. Esto hará que tu carne no suelte un hedor a cerdo mientras la cocinas y que no sepa a cerdo al cocinarla y comerla.. Pues para mucho es desagradable.
  5. Luego agregamos nuevamente jugo de limón o naranja agria, pero este se lo dejaremos agregado a la carne. La cantidad puede variar esto segun tu sientas, trata echandole lo que agarra un cucharón de cocinar, es decir, exprimes la mitad de un limón o naranja agria el el cucharón y lo que coja este eso le echas. Esto es cuestión de gustos. Solo ten cuidado de no dejar las semillas, pues amargan como bien les dijimos anteriormente. 
  6. Se agrega un poco de aceite
  7. Mezcla el ajo con el orégano y la sal. Si tu ajo es el que viene listo como una pasta pues mezclalo con  el orégano, sal y pimienta. Y si es el ajo natural que se pela entonces machacalo con el orégano, sal y pimienta, hasta obtener una pasta.  Si es ajo natural recuerda pelar suficiente para que te de dos cucharadas, y no le eches tanta sal. Y se lo hechas a la carne y lo revuelves bien para que toda la carne se unte de esta pasta de ajo.
  8. Lava bien el cilantro y dividelo en dos partes. Ahora toma una parte de este y echale a la carne.
  9. Pica la cebolla y echale un poco de esta a la carne.
  10. Ahora se deja marinar en la nevera y bien tapada la carne por al menos media hora como mínimo, máximo una hora, y aun mejor si lo haces desde la noche antes. Me gusta darle al menos una hora, si tengo tiempo.
  11. Ahora se calienta un poco de aceite en un caldero lo suficientemente grande para la cantidad de carne a cocinar, y se agrega un poco de azúcar al aceite cuando esté caliente.
  12. Cuando el azúcar comience a hacer espuma color caramelo se agregan las piezas de carne. (Tengan cuidado pues esto tiende a salpicar)
  13. Se deja que la carne tome un color caramelo antes de mover. En un minuto, vas moviendo y dejar dorar por unos 20 segundos, mueves y volteas la carne y deja que dore nuevamente, y así sucesivamente.. por un minuto para no dejar quemar y pegar del caldero.
  14. A medida que vayan tomando color se van sacando las piezas que ya se hayan dorado y se van agregando nuevas piezas si te faltaron por echar en caso de ser mucha carne y un poco pequeño tu caldero, haces esto hasta que todas las piezas tengan el color dorado acaramelado apropiado. Y si pudiste echar todas las piezas pues solo retirarlas cuando estén doradas o ve sacando las que se vayan dorando primero hasta terminar.
  15. Luego tomamos parte del aceite caramelizado y lo mezclamos con agua en otro caldero o cacerola de olla de presión y en esa agua con aceite caramelizado se pondrá a hervir el cerdo para que este ablande.
  16. Le debes agregar también la cebolla y el ají cubanela o pimiento, se rectifica echando el sazón de tu preferencia para cocinar y la sal. Le echas más sazón que sal, pero echale ambos. Luego lo tapas y lo pones a fuego alto hasta que hierva y una vez esté hirviendo se tapa y se baja el fuego y se deja cocer hasta que la carne esté blanda y suave.
  17. Luego echamos el vino. Algunos agregan también un poco de sopita o cubito de pollo maggi y glutamato monosódico, para resaltar el sabor. Sin embargo, cabe decir que la sopita no es muy saludable que digamos, así que si gusta omitir esto muy bien puedes hacerlo, por eso no la agregamos en la lista de los ingredientes; y el glutamato es opcional y si lo consigues por donde vives. 
  18. Pero cabe también decir, que un mal dia no estaria mal hacerlo agregando estos (la sopita y glutamato) para que conozcas el sabor real, porque en verdad si que le da buen sabor. Excepto que médicamente no lo puedas ingerir, entonces no lo hagas.
  19. Luego que le echas el vino y el glutamato + sopita, estos dos últimos si decides usarlos, debes ir revolviendo la carne para que vuelva a caramelizar. Lo revuelves, paras, lo revuelves, paras y así sucesivamente unos tres time. Y Listo!!!
  20. Recuerda que te debe quedar con salsa pero no en exceso. Tan solo guiate de la imagen.

Mis amores espero que les haya gustado esta receta, la misma la pueden acompañar con arroz y habichuela, pero también con moro de habichuelas o de guandules, con ensalada verde y aguacate o ensalada de papas. 
Si la llegan a realizar ahí me cuentan y me comparte la imagen en lo posible porfis :) Y si tienen dudas aqui en los comentarios no teman dejarlas que con gusto les responderemos. ;)
Buen provecho, que lo disfruten... y bendiciones!!!


Calificación: 

Confía En Cristo • Tu Jardín De Fe
Vanessa Martinez © 2012-2018

Receta - Bacalao con huevo


Hola mis bellezas, les cuento que he estado con mucho deseo de comer bacalao y por eso he estado compartiendo con ustedes algunas de mis recetas favoritas en cuanto al bacalao se refiere. Si conoces alguna otra receta de bacalao que sea fácil de hacer y que sea también deliciosa, entonces te invito a dejarla en los comentarios de esta entrada la receta completa de la misma y con gusto la estaré compartiendo en el blogge y agregare tu nombre como referencia y agradecimiento por motivarte a compartirla con nosotras.




  • 1 paquete de Bacalao (unas dos libras generalmente)
  • 1 tomate Barceló
  • ½ ají cubanela
  • ½ cebolla blanca
  • ½ pimiento rojo
  • 4 huevos
  • Pimienta
  • Sal al gusto al final si fuere necesario


     


  1. Comiencen por desalar el bacalao. Este proceso comienza por dejarlo en agua desde la noche antes si le es posible agregue hielo también, pero antes de esto, quitale el exceso de sal externa con agua de la pluma. Cambie el agua por la mañana, luego cambiar el agua de nuevo unas horas después y por último, hervir por unos minutos con agua limpia nuevamente, no lo dejes hervir demasiado para que no se deshaga el bacalao.. No dejarlo hervir más 15 minutos y si es posible menos.
  2. Luego de hervido, se escurre, se le echa agua fría para enfriar un poco y se le bota nuevamente. Si tienes que colarlo para no desperdiciar, entonces hazlo. Ahora que está un poco frío procedemos a sacarle las espinas. 
  3. Algunas personas lo desalan de forma más rápida y les comparto esa forma por si no tienen tanto tiempo, hirviendo con un poco de sal, es decir, cuando lo pones a hervir le echas un poco de sal, se bota esa agua, se le sacan las espinas y listo. Sin embargo, este es un tips que en lo personal no lo he probado, solo lo dejo por cualquier cosa. Si lo tratas y te funciona, porfis déjanos un comentario aquí en los comentarios para tener nota del mismo.
  4. Ahora hacemos un sofrito con los tomates, la cebolla y los pimientos previamente picados a tu gusto. El sofrito no es más que poner en una sartén o cacerola de freír un poco de aceite de su preferencia, lo dejamos pre-calentar a fuego medio bajo y luego calentado un poco, echamos la cebolla, el ají, el pimiento y por último los tomates. Echamos estos ingredientes en ese mismo orden. Una vez estén ligeramente cocidos se agrega el bacalao y se deja cocer un poco. Finalmente se agregan los huevos previamente batidos y se mezclan bien todo.
  5. Una vez estén bien mezclados rectificamos la sal, echamos pimienta al gusto, y si sientes  que debes agregar un poco más de aceite entonces este es el momento, sin embargo, procura no abusar de este, mientras menos aceite será mucho mejor, utilicemos lo necesario. Siempre es bueno que quede un poquito de grasa en el fondo, pues es tremenda para los víveres como yuca, ñame, malanga, guineitos verdes, plátano, etc.. pues con algunos o varios de estos acompañantes es que generalmente se consume esta receta y que sobre todo sabe bien. También la puedes acompañar si gustas, con un poco de arroz blanco o moro, es opcional.


El bacalao con huevos puede utilizarse en el almuerzo o la cena tradicional, y como les dije antes, generalmente se acompaña de víveres hervidos. (Los de tu preferencia).

Ya sabes, cualquier duda o pregunta no temas dejarla en los comentarios que a la mayor brevedad posible te respondo. Dios les bendiga y muy buen provecho :)


Calificación: 



Confía En Cristo • Tu Jardín De Fe
Vanessa Martinez © 2012-2018

Receta - Bacalao al Taca


Que tal mis amores, en esta linda tarde quiero compartirles esta deliciosa receta dominicana, a la que algunos le llama bacalao a la cebolla, otros le llamamos "Bacalao al Taca". Taca no es más que la combinación de las iniciales de: Tomate, Ají, Cebolla, Ajo. La diferencia en una y la otra es que que el Bacalao al Taca, lleva orégano, paprika, pimienta, vinagre y vino blanco de cocinar que la otra no lleva, lo cual le da un sabor diferente y más exquisito.

Puedes probar cualquiera de las dos versiones, pues es solo eliminar lo mencionado anteriormente de la lista siguiente de los ingredientes, o bien hacerla tal cual te indicamos aca. Esto dependerá de la versión que sientas hacer.

Desde ya, puedes hacerte una idea de lo que está compuesta esta simple receta, que aunque es simple no deja de ser muy deliciosa para acompañarla con un simple arroz blanco o moro de guandules o habichuelas negras.




  • Aceite verde o Aceite de tu preferencia
  • 2 tomates 
  • 2 ajies
  • 1 cebolla
  • 1 ramita de verdura (Culantro, Cilantro-Macho, Veldecito o como le llamen en tu país)
  • 5 dientes de ajo
  • 1/2 cucharadita de orégano
  • Paprika
  • Pimienta al gusto
  • 1/2 Cucharada de Vinagre
  • 2 Cucharadas de Vino Blanco de Cocinar
  • 1 o 2 Paquetes de Bacalao

   

  1. Lo primero es enjuagar el bacalao con abundante agua para sacar el exceso de sal que tiene el mismo por encima
  2. Luego ponemos el bacalao en un poco de agua y abundante hielo desde un día antes a la preparación del mismo para que vote toda la sal que tiene por dentro y se hidrate.
  3. Procura ponerlo en un envase bastante amplio para que cuando el hielo se deshaga no se desparrame el agua en la nevera. Y en lo posible ponle bastante hielo, okis..
  4. Al día siguiente enjuagas bien el bacalao con abundante agua nuevamente, y le agregas nuevamente agua limpia y lo pones a hervir "solamente" por un minuto en ebullición. Lo retiras de esa agua luego y le hechas ahora agua fría y ahi lo dejas reposar hasta que lo vayas a cocinar. Mientras vamos preparando el resto de los ingredientes.
  5. Ahora machaca o maja el ajo con el orégano hasta obtener una pasta.
  6. Pica las cebollas, los 2 tomate y los ajíes. Lo picas como gustes, a la juliana (en tiras), en rodajas o en cubos medianos o pequeños, etc.. Esto es más bien a tu gusto, según la presentación visible que quieres que tenga el mismo al final.
  7. Ahora lava bien las verduras (cilantro) para luego picarlas bien pequeñito o como gustes.
  8. Luego retira el bacalao del agua, ponlo en un envase y limpialo bien, quitándole las espinas y luego comienza a desmenuzarlo en tamaño medianos (no lo desmenuce muy pequeño para que no se deshaga al cocinar). 
  9. Hasta este punto el bacalao ya tiene que estar bien de sal.. RECUERDA: No es bueno sacarle toda la sal por completo al bacalao, porque entonces el mismo no sabrá a nada; pero tampoco es bueno que esté salado como tal.. así que, cuando estés desmenuzando el mismo pruébalo para ver como esta, y si aun lo sientes salado para tu gusto en las partes de adentro del bacalao, entonces pon a hervir más agua y "solo" cuando este hirviendo en ebullición echamos el bacalao solo por un minuto y lo sacas inmediatamente y con un colador lo cuelas y le dejas caer abundante agua fría de la llave. Con esto ya estará listo, y si aun no lo está, repite este paso las veces que sean necesario!!
  10. Después en un sartén medianamente precalentado debemos echar el aceite verde (se prudente y usa poco), y sofreír allí el ajo a fuego medio bajo, dejar freír por unos 30 segundos para evitar que se queme el mismo y darle tiempo a que se ponga doradito.
  11. Luego echamos la cebolla y sofreímos por 30 segundos antes de incorporar el bacalao. Agregamos también la 1/2 cucharada de vinagre y las 2 cucharadas de vino blanco y pimienta al gusto. Removemos para mezclar todo muy bien, si es necesario bajar más el fuego para que se incorporen bien los sabores y no se seque ni se queme.
  12. Luego poco a poco vamos agregando el bacalao desmenuzado y saltear todo muy bien.
  13. Luego le espolvoreamos un poco de paprika por encima al bacalao y revolvemos bien por un minuto más.
  14. Ahora solo resta agregar los tomates, el ají y las verduras, remover y tapar al vapor por 10 minutos.

El resultado debe ser asi como vez en la imagen, los vegetales al dente, listo para degustar con víveres tales como yuca, guineo verde, plátanos, malanga, ñame, ect... o bien sea como dijimos anteriormente, con arroz blanco o moro de guandules o habichuelas negras o rojas. Tu eliges con que acompañar esta exquisita y sencilla receta. Buen provecho ;)

Utilizamos en esta receta aji, no pimientos, ya que el sabor de estos es diferente.
También recuerda que puedes omitir cualquiera de los ingredientes que gustes.
Lo importante es tener una idea de como prepararla con todos o menos o más ingredientes, segun sea tu preferencia.


Calificación: 




Confía En Cristo • Tu Jardín De Fe
Vanessa Martinez © 2012-2018

Receta - Kimchi Coreano


¿Qué es el kimchi? 
Por si alguien aún no lo sabe, el kimchi es un plato tradicional de Corea del Sur. Esta receta es a base de una fermentación de verduras de Corea, este plato se originó aproximadamente desde hace unos 250 años, época en que el chile llegó al Mar de Japón y le otorga ese sabor picante tan característico a esta preparación.

La receta tradicional de kimchi se hace con col china y nabo, que además ayuda a que este sea más digestivo, pero hoy en día se pueden fermentar todo tipo de verduras y hacer kimchi de cualquier hortaliza o fruta como el kimchi de pepino o el kimchi de fresas, pero los más típicos son el kimchi de col o repollo. El hecho de fermentar las verduras en una especie de escabeche o adobo como veremos a continuación, hace que se puedan conservar tapadas en la nevera durante muchos meses incluso años, porque los ingredientes están encurtidos.

Por eso en este dia te vamos a enseñar cómo hacer kimchi de col china casero de una manera fácil y práctica que no es la originaria de Corea pero se le parece mucho, aunque en realidad, dicen que cada persona lo hace a su manera y todas son diferentes. Todos los ingredientes orientales los puedes conseguir en tiendas de productos chinos, coreanos o asiáticos, sin ningún problema. Así que dándole nuestro toque particular, esta vez aprenderás la receta del kimchi coreano gracias a recetas gratis.

  • 4 Comensales | Duración 24 hs | Dificultad Baja





  •  1 Col china
  • 100 gramos de Harina de arroz
  •  4 dientes de Ajo
  •  1 trozo de jengibre
  •  2 cucharadas soperas de Azúcar
  •  2 litros de Agua
  •  3 cucharadas soperas de pasta de soja
  •  250 gramos de Sal gorda
  •  4 cucharadas soperas de Salsa de concentrado de pescado
  •  1 cucharada sopera de Pimentón picante o chile en polvo
  •  1 cucharadita de semillas de sésamo en grano




  1. Lo primero que tenemos que hacer para preparar este kimchi coreano es separar las hojas del tallo de la col china, cortarlas en trozos y cortar el tallo también en trozo grandes. El kimchi de col china también se puede hacer rallándola en trozos finos como si fuera una zanahoria, o dejando la col entera, todo depende de nuestros gustos.
  2. Seguidamente, en un recipiente grande añadimos el agua y la sal gorda, lo mezclamos bien para que se disuelva la sal y así obtener una salmuera. Ahora metemos la col china cortada y la dejamos en esta salmuera durante unas 12 horas aproximadamente. 
  3. Por otro lado, pelamos el trozo de jengibre y lo metemos en un mortero junto con los ajos también pelados, y lo machacamos todo junto hasta obtener una pasta de ajo y jengibre.
  4. A continuación, mezclamos la harina de arroz con el chile en polvo o pimentón picante, agregamos un pelín de agua fría y removemos bien hasta conseguir una especie de escabeche para el kimchi coreano. Entonces agregamos la pasta de ajos y jengibre, la pasta de soja, la salsa de concentrado de pescado, las semillas de sésamo y el azúcar, y mezclamos todo bien de nuevo. Guardamos este adobo en la nevera.
  5. Una vez ha reposado todas las horas correspondientes la col china en la salmuera, la escurrimos bien y la metemos en la preparación anterior, removiendo y dejando que se empape bien. Entonces vertemos todo el kimchi coreano en un recipiente, frasco o bote con tapa hermético o un tupper, y dejamos que fermente en la nevera mínimo unos 8 días para que tenga ese sabor ácido, salado y picante característico, aunque también puedes comértelo unos días antes pero aún no tendrá ese sabor tan notable.

Truco: Si dejas fermentar el kimchi de col china fuera de la nevera a temperatura ambiente, esta no debe superar los 20º C pero ayudará a que fermente antes y en unos 3 días ya obtendrás su característico sabor.



Una vez tengas el kimchi coreano fermentado a tu gusto, puedes guardarlo en la nevera durante meses que aguantará perfectamente, y usarlo cuando gustes.

En Corea el kimchi tradicionalmente se utilizaba para acompañar platos de carne, pescado o arroces como el arroz frito con kimchi, o bokkeumbap, etc... ya que combina con multitud de sabores y preparaciones, pero actualmente puede ser considerado como un entrante o plato principal en sí mismo; incluso en la actualidad se hacen pizzas de kimchi o caldos con la salsa de kimchi, con el adobo o escabeche en el que se fermenta y que aporta un sabor ácido, salado y picante a cualquier elaboración. Espero te guste y te animes como yo a elaborarla.

Propiedades del kimchi coreano

A sabiendas de que cada verdura por separado tiene sus beneficios en particular para el organismo, a continuación os explicaremos de manera conjunta las propiedades del kimchi coreano en general.

En primer lugar, debido a la fermentación de las diversas verduras con sal se produce el ácido láctico, que es un potente limpiador del aparato digestivo. A la vez, las bacterias producidas en la fermentación láctica hacen del kimchi lo convierten en un prebiótico y un probiótico en sí, de tal manera que facilitan la digestión de todos los alimentos que lo componen repoblando la flora intestinal natural y fortaleciendo nuestras defensas del tracto digestivo.

Además, el kimchi coreano es un gran fuente de vitaminas A, C, B1 y B2, carotenos, calcio, proteínas y carbohidratos, así como un gran antioxidante ya que la mayoría de sus ingredientes como el ajo, el jengibre, la col china, los nabos, el pimentón o el chile en polvo, etc... combaten los radicales libres. Asimismo, se considera que este producto fermentado previene el colesterol cuidado de la salud de nuestras arterias y previene el cáncer, sobre todo por la propiedades beneficiosas del ajo y el jengibre.

El hecho de que las verduras utilizadas para la receta del kimchi no estén cocinadas sino que sean fermentadas hacen que conserven aún más todas sus propiedades naturales que benefician a nuestro organismo, y además estén "pre-digeridas" debido a la fermentación, por lo que de nuevo comprobamos que es una preparación perfecta para digestiones ligeras y baja en calorías.

En base a todo esto, se demuestra que el kimchi de col china o de otras verduras y frutas es un alimento ideal para comerlo solo o de guarnición en cualquier comida que nos apetezca.

Calificación: 


Confía En Cristo • Tu Jardín De Fe
Vanessa Martinez © 2012-2018

Receta de pollo agridulce estilo chino


Una de las recetas más conocidas de la cocina china es el pollo agridulce. Si alguna vez lo hemos comido, ya sabemos que tiene un sabor muy característico y con mucha fuerza. Nosotros podemos hacerlo en nuestra propia casa, esto tiene sus ventajas. Por ejemplo, si hemos estado en diferentes restaurantes, seguro que hemos notado que no todas las recetas de pollo agridulce son iguales. En algunos, el sabor y la textura indican que la elaboración es casera, y en otros que se han empleado productos envasados o precocinados. Por supuesto, nos ha gustado más la receta casera ¿verdad?. Por este motivo veremos cómo preparar pollo agridulce artesanal, dándole nuestro propio toque personal a partir de una base.

El pollo y las verduras son alimentos muy sanos, especialmente si se preparan con productos de calidad. En la cocina oriental, se suelen cocinar muy superficialmente las verduras, con lo que mantienen más propiedades. Es posible que digamos “¡ya!, pero la salsa lleva azúcar, así que muy sana no será”. Si este es el caso, no descartemos la receta de pollo oriental que hemos elaborado. Veremos en los consejos, alternativas para minimizar el uso de este producto y conseguir aún así un resultado buenísimo.

Todos los ingredientes para la preparación de este pollo en salsa agridulce los podemos encontrar en los supermercados. Ninguno de ellos es especialmente caro, así que no tendremos que rascarnos los bolsillos o esperar a una ocasión especial para cocinarlo. Así que ¡vamos allá!, veamos cómo hacer pollo agridulce en nuestra casa. Empezamos prestando mucha atención a nuestra lista de la compra.





  •  500 gramos de contramuslos deshuesados
  • 1 zanahoria grande
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolleta mediana
  • Jengibre
  • Semillas de sésamo
  • Maicena
  • Aceite de girasol
  • Salsa de soja
  • Azúcar
  • Ketchup
  • Sal
  • Agua




  • 1. Limpiamos de piel, tendones y otras impurezas el pollo. Lo lavamos con agua y lo cortamos en cuadrados. Una vez lo tengamos listo, lo ponemos a macerar con salsa de soja en un bol, durante una hora mínimo.
  • 2. Hacemos una salsa agridulce con dos cucharadas de salsa de soja, dos cucharadas de azúcar, tres cucharadas de ketchup, una taza grande de agua y un chorrito de vinagre. Ponemos todos estos ingredientes en una sartén y reducimos la mezcla a fuego lento. Probamos y rectificamos la sal o a algún otro ingrediente hasta conseguir el sabor que más nos agrade.


  • Lavamos, pelamos y cortamos las verduras. En el caso de la zanahoria, los cortes serán en diagonal. La cebolla y los pimientos los troceamos en cuadrados.
  • El siguiente paso es rebozar el pollo con la maicena y lo ponerlo a freír. Cuando esté dorado, lo sacamos del aceite y lo reservamos en una fuente, sobre papel de cocina.


  • Al mismo tiempo, vamos salteando las verduras en un wok, a fuego alto, y con poco aceite. Añadimos un poco de ralladura de jengibre durante el salteado. Los vegetales tienen que quedar crujientes, no pochados.
  • Cuando estén listos, añadimos el pollo y la salsa al wok y mezclamos bien.


  • Ya está listo nuestro plato de pollo agridulce chino. Ahora sólo queda servirlo en una fuente llana, rectangular y preferiblemente blanca, para que destaque el color oscuro de la salsa.

VARIOS CONSEJOS

  1. Para evitar el uso de azúcar blanca, podemos emplear azúcar de caña o azúcar integral.
  2. Este plato combina perfectamente con el arroz. Podemos utilizar un arroz basmati, o tres delicias. Si optamos por este acompañamiento, hagamos más cantidad de salsa agridulce y para presentarla en un cuenco, de esta forma cada comensal podrá añadir la cantidad que desee sobre el arroz.
  3. Si queremos un pollo idéntico al que nos sirven en los restaurantes, compremos salsa agridulce ya preparada en una tienda asiática.
  4. Aunque estamos hablando de la receta de pollo, también se puede hacer con trozos de carne de cerdo o incluso de ternera. Es una alternativa para dar un toque bastante diferente al plato.
  5. Podemos hacer pruebas con diferentes salsas para macerar la carne. Por ejemplo, una buena opción es la salsa teriyaki, también la salsa de ostras. El resultado final será muy diferente. Nos costará decidirnos por una u otra, las siguientes veces que preparemos el plato.
  6. También podemos hacer el pollo sin macerar previamente en ninguna salsa. Para ello, lo salamos y directamente lo rebozamos en la maicena. Esta variante nos permitirá apreciar aún más el sabor de la salsa agridulce casera.


Calificación: 
Créditos: Delicioso


Confía En Cristo • Tu Jardín De Fe
Vanessa Martinez © 2012-2018
Copyright © 2012-2018 CONFÍA EN CRISTO || Theme Base ๑ GGEORGELYS || Deco-Style and Effects ๑ KOKO KAWAII